Alusión a intelectuales andaluces refugiados en Argentina en el libro El exilio español (1936-1978), en la exposición de la Casa de la Memoria

El libro, en la exposición sobre el exilio en el salón de actos de la Casa de la Memoria.

El libro, en la exposición sobre el exilio en el salón de actos de la Casa de la Memoria.

En la exposición temporal sobre el exilio republicano instalada en el salón de actos de la Casa de la Memoria La Sauceda se exhiben varios libros para ilustrar esta temática. Entre estas obras figura la titulada El exilio español (1936-1978), de Julio Martín Casas y Pedro Carvajal Urquijo, editada por Planeta en 2002. Este ejemplar está catalogado en la Biblioteca Javier Núñez Yáñez de la Casa de la Memoria con el número 206 (hay una edición de RBA de 2005 con el número 1876). Este título se incorpora al proyecto Exilio transoceánico, sobre el exilio andaluz en Argentina, que desarrolla la Casa de la Memoria, con patrocinio de Iberarchivos, para enmarcar con carácter general esta iniciativa. Entre los objetivos de este proyecto figura divulgar la riqueza bibliográfica y documental de la Casa de la Memoria que tengan relación con el exilio republicano andaluz en el país sudamericano.
El capítulo XVI de este libro se titula “La canción se fue a América”, expresión que da pie al siguiente párrafo: “La canción se fue a América y dio sus frutos gracias a esos miles de españoles, intelectuales, científicos, escritores, artistas y profesionales en los países de acogida. A su vez, muchos de ellos descubrieron en el exilio americano la universalidad de la cultura española que proclamaron en sus escritos, como pertenecientes a lo que dieron en llamar la España errante, la España peregrina”. Dentro de este capítulo se incluye el epígrafe “Argentina”, que comienza así: “En la Argentina hay que recordar la intensa actividad intelectual y cultural de los exiliados”. Entre los andaluces mencionados figuran Francisco Ayala, de quien se recuerda que, como catedrático  de Derecho Político y escritor, alternaba sus trabajos sobre política y sociología con sus actividades literarias y que promovió al revista argentina Realidad; el poeta Rafael Alberti y el músico Manuel de Falla. De este último se dice que en su “exilio moral en la Córdoba argentina compuso, a modo de testamento, su Atlántida“. En este capítulo se añade: “Fue enorme la actividad editorial de nuestros exiliados a través de la Editorial Sudamericana y de la Losada y la periodística a través de Pensamiento Español y la revista literaria Ínsula“.

 

Compartir en: